“Contrapeso frente a la concentración mediática” y “líderes en alfabetización mediática” que deben ser promovidos por los estados europeos. Así ensalza los medios comunitarios una recomendación del Comité de Ministros de los Estados del Consejo de Europa. Mientras tanto, el Gobierno de España incumple la ley estatal y las comunidades autónomas procrastinan (en el mejor de los casos).

Consejo de Europa.

Consejo de Europa.

Esta recomendación ha sido adoptada por el Consejo de Europa el 7 de marzo de este año. No es la primera de este organismo sobre los medios comunitarios, ya que en 2009 dedicó una específica destacando el papel de los operadores audiovisual sin ánimo de lucro papel para la cohesión territorial y el diálogo intercultural.

“El servicio público independiente y sostenible y los medios comunitarios sin ánimo de lucro pueden servir de contrapeso al incremento de la concentración mediática”, destaca la recomendación de este año. El Consejo de Europa anima a los estados a “reforzar y ayudar al establecimiento y funcionamiento de los medios minoritarios, regionales, locales y sin ánimo de lucro., incluyendo mecanismos financieros para fomentar su desarrollo”.

Esto es una entelequia en España: la ley que debería abrir la puerta a las licencias para medios comunitarios lleva años sin aplicarse, la legislación básica estatal no define ninguna medida de fomento y solo algunas comunidades autónomas están pensando introducirlas, pero con la condición previa de que el medio consiga una habilitación que no se atreven a dar (a pesar de que pueden allanar el camino, según la solución elaborada por la  ReMC al bloqueo normativo contra los medios comunitarios).

La recomendación del Consejo de Europa resalta que los medios independientes dan voz a comunidades e individuos sobre temas relevantes para sus necesidades e intereses. Los medios comunitarios son fundamentales para que sean conocidos asuntos “que pueden no estar representados en los principales medios de comunicación” y para facilitar “procesos de diálogo inclusivos y participativos dentro y entre las comunidades, así como en los niveles regional y local”.

Además, los medios comunitarios y los de servicio público pueden ser “líderes” en la alfabetización mediática de acuerdo a sus “objetivos y métodos de trabajo”. El apoyo a estos medios por parte de los estados también contribuye a la alfabetización mediática, según la recomendación.

Directrices internacionales incumplidas

Hace años que España es una de las ovejas negras mundiales en materia de medios comunitarios. Este país es experto en pasar olímpicamente de las recomendaciones internacionales de UNESCO, Consejo de Europa (2009 y 2018), del Parlamento Europeo, y Relatorías de Libertad de Expresión de la ONU y la OSCE. Además, el Comité de Derechos Humanos de la ONU investiga la exclusión que impone el Gobierno a los medios comunitarios en el reparto de licencias, así como hasta qué punto se ha podido vulnerar la tutela judicial efectiva en este asunto.