La Red de Medios Comunitarios (ReMC) se adhiere a la convocatoria de huelga del 8 de marzo de 2018 y al manifiesto de la Comisión 8M. También hacemos un llamamiento a secundar los parones de cuidados, de consumo, laboral y educativo. Esta huelga feminista en los medios de comunicación también debe ser una realidad.

La situación de desigualdad y violencia que sufren las mujeres en nuestro país y en el mundo se suma a la persistencia de la cultura patriarcal. Toda la ciudadanía, las organizaciones sociales y las administraciones públicas deben reflexionar y actuar para alcanzar la igualdad. Por ello, animamos a todas nuestras entidades asociadas y colaboradoras a secundar esta huelga y las acciones que se produzcan en sus municipios.

Hacemos un llamamiento a los hombres para que apoyen y garanticen que las mujeres pueden ejercer su derecho a la huelga, dejando a ellas el protagonismo de esta lucha. Los hombres deben trasladar también a sus entornos, amigos y familiares masculinos la necesidad de construir una nueva identidad y comportamientos ajenos a la cultura de la predominancia de ellos sobre ellas.

El machismo impide que se pueda profundizar en la democracia. Nuestra sociedad funciona gracias al trabajo invisibilizado, en unas ocasiones no reconocido y otras veces infrarretribuido, que pesa sobre las espaldas del 50% de la población.

La Red de Medios Comunitarios también se suma al manifiesto Las periodistas paramos. Denunciamos la precariedad del sector de los medios de comunicación y cómo esta se ceba con las mujeres. Coincidimos con que la brecha salarial, el techo de cristal, las dificultades de conciliación, el acoso, los enfoques sin perspectiva de género y los espacios masculinizados son inaceptables.

En los medios de la ReMC

Medio centenar de organizaciones componen la ReMC. Cada radio, televisión comunitaria o entidad vinculada debe decidir cómo sumarse a esta huelga feminista en los medios de comunicación y fuera de ellos. En unos casos se harán coberturas especiales. En otros se han preparado espacios que se difundirán durante la jornada. Pero la acción no puede acabar a las 23.59 horas del 8 de marzo.

Los medios de comunicación comunitarios son percibidos por las mujeres como espacios más respetuosos y avanzados en términos de género e igualdad que otros ámbitos. Sin embargo, no estamos libres de los efectos de la cultura del patriarcado y la desigualdad.

La incorporación de más mujeres a la generación de contenidos y a la gestión de los medios comunitarios, acabar con las situaciones en las que los hombres cortan la palabra a las mujeres en las reuniones o se apropian de sus ideas, facilitar que ellas tengan más responsabilidades y conocimientos en el control técnico en radios y TV, dificultades en el reconocimiento interno y externo de las mujeres con responsabilidades y desterrar los contenidos sexistas son algunos de los temas que mejorar en términos de igualdad que hemos detectado en las entidades asociadas a la ReMC y en nuestra propia organización.

Animamos al resto de medios de comunicación a preguntarse qué hay que mejorar en términos de género haciendo especialmente protagonistas a las mujeres de ese proceso.