Todos los grupos políticos con representación en el Parlamento de Andalucía han invitado a la ReMC a comparecer el 20 de marzo en la comisión que examina el proyecto de Ley Audiovisual de Andalucía. La presidenta de la ReMC, María Limón, tendrá 10 minutos para explicar los aspectos prioritarios para los medios comunitarios. Después, responderá a las preguntas de las formaciones.

De forma general, las peticiones de la ReMC se enmarcan en las del Foro Andaluz de Comunicación, Educación y Ciudadanía que muestra el vídeo de arriba. De hecho, este conglomerado de 40 entidades ha identificado como clave para el desarrollo de la democracia en Andalucía que los medios comunitarios se consoliden mediante esta norma.

Primera ley autonómica tras regulación estatal

Además de la Ley de Comunicación Audiovisual de Cataluña (2005), la Ley Audiovisual de Andalucía será la primera norma autonómica en regular a los medios comunitarios tras la aprobación de la Ley General de la Comunicación Audiovisual de 2010 (de rango estatal). La ReMC cree que la redacción actual del proyecto de ley andaluz aparca los problemas de los medios comunitarios. Sin embargo, a priori, encuentra disposición en todos los grupos políticos para construir mejoras sustanciales en el texto.

La presidenta de la ReMC, María Limón, destaca que esta ley podría sentar precedentes interesantes para los desarrollos legislativos de otras comunidades autónomas. Sin embargo, Limón es crítica con el texto actual y su modificación en el último momento. “Lo aprobado por el Consejo de Gobierno no cumple con los acuerdos alcanzados en la Mesa de Ordenación e Impulso del Sector Audiovisual”, subraya. 

“Una Ley Audiovisual de Andalucía justa es la antesala para una mejor legislación estatal audiovisual, ya que la actual no cumple las recomendaciones audiovisuales de UNESCO. Y encima, lo poco bueno que tiene la ley estatal es incumplido vergonzosamente por el Gobierno de España, motivo por el cual Naciones Unidas ya ha abierto una investigación por supuesta vulneración de los derechos humanos”, explica Limón.

Esta es la primera norma en la que la ReMC no solo participa en la elaboración de alegaciones y enmiendas, sino que es citada a comparecer en la comisión parlamentaria que examina un proyecto de ley.

Presentación de los acuerdos MOISA para la Ley Audiovisual de Andalucía (septiembre de 2014).

Presentación de los acuerdos MOISA para la Ley Audiovisual de Andalucía (septiembre de 2014).

¿Qué debe mejorarse del proyecto de Ley Audiovisual de Andalucía?

Entre las principales cuestiones que resolver se encuentra la recuperación de la figura de las autorizaciones provisionales para las radios comunitarias o alguna fórmula de efectos similares en cuanto a seguridad jurídica (evitar sanciones), conseguir amparo de la autoridad audiovisual ante interferencias de emisoras comerciales piratas y garantizar el acceso a las medidas de fomento que establece el proyecto de ley.

Con la redacción actual, es muy probable que lo único aplicable a los medios comunitarios andaluces sea el régimen sancionador, ya que las medidas de fomento y el resto de conceptos clave se condicionan a la existencia de un título habilitante (al menos provisional) que el proyecto de ley ha negado, en el último momento, a las radios comunitarias.

La aplicación del derecho de acceso a los medios comunitarios, a pesar de ser una obligación constitucional para los medios de titularidad pública, es otro de los temas que resolver. Por ejemplo, el derecho de acceso constitucional obliga a facilitar espacios de programación a grupos políticos y religiosos. Por contra, el proyecto de ley andaluz prohíbe el proselitismo político y religioso en los medios comunitarios (algo en lo que la ReMC está de acuerdo).

Además, se añade esta carga a la misión de los medios no lucrativos sin definir compensaciones económicas y de recursos que hagan viable la intensidad pretendida en el proyecto de ley andaluz. “Esto incluso empeora la situación que tenemos los medios comunitarios”, subraya Limón.

“Dentro del apartado de sanciones, debería vigilarse más que los contenidos sean locales y se cumplan los términos de las licencias en radios privadas comerciales y en las públicas, que cuando se externalizan pierden contenido del territorio”, explica la presidenta de la ReMC.

Aspectos como el reforzamiento de los medios públicos, garantizar en la práctica el derecho de acceso en la radiotelevisión autonómica y las municipales, la participación ciudadana en la gestión de los medios públicos, la alfabetización mediática, el carácter vinculante del Consejo de Participación Ciudadana  y la mejora de las condiciones de quienes trabajan en los medios son otros de los temas que interesan a la ReMC y al Foro Andaluz de Comunicación, Educación y Ciudadanía, así como a otras organizaciones aliadas, como la Asociación de Emisoras Municipales y Comunitarias de Andalucía de Radio y Televisión, el Sindicato de Periodistas de Andalucía o la Asociación de Usuarios de la Comunicación. El objetivo es que Andalucía haga un aporte que ayude a otras autonomías a mejorar su democracia audiovisual.